Fundación Azulado | Ecuador | Familia

Disciplina

Hay que recordar que cada hijo es único y especial. Por ello, hay que estar conscientes que las técnicas de disciplina que funcionaron con el uno no van a funcionar necesariamente con todos. Es tarea de un buen padre darse cuenta de esto y encontrar los métodos que funcionen con cada uno.

Para evitar comportamientos indeseados en los hijos, es importante tratar de comprender cuál es la razón por la que actúan de cierta manera en vez de solamente castigarles. Por ello, la próxima vez que sus hijos hagan algo que no debían, converse con ellos y trate de comprender el por qué antes de enfurecer y castigarles. Un niño que se siente comprendido no busca maneras negativas de llamar la atención.

Procure dedicar tiempo de calidad todos los días a cada uno de sus hijos. Compartir actividades con ellos refuerza su relación y les hace sentir amados e importantes.

No llene a sus hijos de todos los últimos juguetes que salgan al mercado. Es bueno que un niño aprenda que no se puede tener todo y sobretodo que siga deseando. El deseo nos mueve y nos hace trabajar para conseguir nuestras metas.

Los padres debemos mostrarnos siempre abiertos para conversar de cualquier tema con nuestros hijos. Debemos educarles en temas de sexualidad, drogas y maltrato antes de que ellos busquen información por otros lados que muchas veces es incorrecta o incompleta. Un niño bien informado confía en sus padres y pierde la curiosidad, por lo tanto evita situaciones de riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *