Vínculo madre-hijo

El principal vínculo y más permanente de las personas es el que se establece entre la madre e hijo, y se comienza a formar como un vínculo afectivo cuando hay comprensión, cariño, amor y respeto entre el bebé y su madre.

La conexión madre e hijo se establece gracias a las reacciones de la madre hacia las actitudes naturales del bebé. Desde que los primeros meses del niño, comienza a relacionarse con su madre desde el contacto piel a piel, los gestos y desde la lactancia. El bebé comienza a notar y a diferenciar quien le dedica tiempo y brinda amor, por lo tanto querrá estar más tiempo con esa persona, estará feliz con su compañía y llorara si no lo tiene a su lado, éstas son las expresiones que demuestran la construcción del vínculo entre la madre y su hijo.

Estudios realizados demuestran que un buen vínculo establecido en la infancia permite a los niños tener una buena capacidad al desarrollarse, al ser el primer vínculo del niño unido y seguro él mismo puede tener un excelente comportamiento social, la ausencia de afecto y cuidado de parte de la madre puede llevar a que el hijo sea poco afectivo y tenga desinterés social.

Construyendo un apego saludable entre madre e hijo

  • Míralo directamente y acarícialo mientras estés lactando.
  • Amamantar es una relación de contacto, olor, sabor, miradas y dialogo de amor.
  • Tomar el bebé en brazos en una señal de apego.
  • Se empático con tu bebé.
  • Expresiones del vínculo
  • La alimentación
  • El llanto
  • El estado de vigilancia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *